Google+ Followers

¿Estaremos preparados?

Cargando...

La novela que te hará pensar

La novela que te hará pensar
¿Creacionismo, Evolucionismo, o Qué? Pídela a danielgalatro@gmail.com

"Otro Génesis posible" - La novela de Daniel Galatro

Support independent publishing: Buy this e-book on Lulu.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Fiesta de Precepto: 8/12 Inmaculada Concepción


Inmaculada Concepción
http://www.vatican.va/archive/ESL0020/_P4L.HTM

Código de Derecho Canónico

CAPÍTULO I
DE LOS DÍAS DE FIESTA

1246 § 1. El domingo, en el que se celebra el misterio pascual, por tradición apostólica ha de observarse en toda la Iglesia como fiesta primordial de precepto. Igualmente deben observarse los días de Navidad, Epifanía, Ascensión, Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, Santa María Madre de Dios, Inmaculada Concepción y Asunción, San José, Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y, finalmente, Todos los Santos.

§ 2. Sin embargo, la Conferencia Episcopal, previa aprobación de la Sede Apostólica, puede suprimir o trasladar a domingo algunas de las fiestas de precepto.

1247 El domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen obligación de participar en la Misa; y se abstendrán además de aquellos trabajos y actividades que impidan dar culto a Dios, gozar de la alegría propia del día del Señor, o disfrutar del debido descanso de la mente y del cuerpo.

1248 § 1. Cumple el precepto de participar en la Misa quien asiste a ella, dondequiera que se celebre en un rito católico, tanto el día de la fiesta como el día anterior por la tarde.

§ 2. Cuando falta el ministro sagrado u otra causa grave hace imposible la participación en la celebración eucarística, se recomienda vivamente que los fieles participen en la liturgia de la Palabra, si ésta se celebra en la iglesia parroquial o en otro lugar sagrado conforme a lo prescrito por el Obispo diocesano, o permanezcan en oración durante el tiempo debido personalmente, en familia, o, si es oportuno, en grupos familiares.

http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s2c1a3_sp.html

LA CONCEPCIÓN INMACULADA DE MARÍA
Solemnidad: 8 de Diciembre

Ya en el siglo II saludaba san Ireneo en la Madre de Jesús a la nueva Eva. Pero fue dentro del segundo milenio cuando poco a poco fue apercibiéndose la Iglesia del depósito revelado referente a la Inmaculada Concepción de María. El Papa Pío IX la proclamó solemnemente el 8 de diciembre de 1854. Hacía casi cuatro siglos que el papa Sixto IV había extendido la fiesta de la Concepción Inmaculada de María a toda la Iglesia de Occidente (1483).

El dogma proclamado por el Papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854, en su bula Ineffabilis Deus.
"...declaramos, proclamamos y definimos que la doctrina que sostiene que la beatísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de la culpa original en el primer instante de su concepción por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo Jesús Salvador del género humano, está revelada por Dios y debe ser por tanto firme y constantemente creída por todos los fieles..."
(Pío IX, Bula Ineffabilis Deus, 8 de diciembre de 1854)

AVE MARIA PURÍSIMA.
Himno

I

De Adán el primer pecado
No vino en vos a caer;
Que quiso Dios preservaros
Limpia como para él.

De vos el Verbo encarnado
Recibió humano ser,
Y quiere todapureza
Quien todopuro es también.

Si Dios autor de las leyes
Que rigen la humana grey,
Para engendrar a su madre
¿no pudo cambiar la ley?

Decir que pudo y no quiso
Parece cosa cruel,
Y, si es todopoderoso,
¿con vos no lo habrá de ser?

Que honrar al hijo en la madre
Derecho de todos es,
Y ese derecho tan justo,
¿Dios no lo debe tener?

Porque es justo, porque os ama,
Porque vais su madre a ser,
Os hizo Dios tan purísima
Como Dios merece y es. Amén.

II

Eva nos vistió de luto,
De Dios también nos privó
E hizo mortales;
Mas de vos salió tal fruto
Que puso en paz y quitó
Tantos males.

Por Eva la maldición
Cayó en el género humano
Y el castigo;
Mas por vos la bendición
fue, y a todos dio la mano
Dios amigo.

Un solo Dios trino y uno
A vos hizo sola y una:
Más perfecta
Después de Dios no hay ninguna,
Ni es a Dios persona alguna
Más acepta.

¡Oh cuánto la tierra os debe!
Pues que por vos Dios volvió
La noche en día,
Por vos, más blanca que nieve,
El pecador alcanzó
Paz y alegría. Amén.

III

Ninguno del ser humano
Como vos se pudo ver;
Que a otros les dejan caer
Y después les dan la mano.

Mas vos, Virgen, no caíste
Como los otros cayeron,
Que siempre la mano os dieron
Con que preservada fuiste.

Yo, cien mil veces caído;
Os suplico que me deis
La vuestra y me levantéis
Porque no quede perdido.

Y por vuestra concepción,
Que fue de tan gran pureza,
Conserva en mí la limpieza
Del alma y del corazón,

Para que de esta manera
Suba con voz a gozar
Del que solo puede dar
Vida y gloria verdadera. Amén.

Oración

Padre, la boca se nos llena de cantares y el corazón rebosa de alegría, porque se acerca el nacimiento de tu Hijo, que levantó del sueño a los pastores y sobresaltó a los poderosos. Pero sobretodo llenó de gozo a su Madre María, que había vivido un adviento de nueve meses. Ella, sencilla como la luz, clara como el agua, pura como la nieve y dócil como una esclava concibió en su seno la Palabra. Concédenos que, a imitación suya, seamos siempre dóciles al evangelio de Jesús y así celebremos en verdad de fe la Pascua de su nacimiento. Por nuestro Señor Jesucristo.

O bien:

Oh Dios, que por la Concepción Inmaculada de la Virgen María preparaste a tu hijo una digna morada, y en previsión de la muerte de tu Hijo la preservaste de todo pecado, concédenos por su intercesión llegar a ti limpios de todas nuestras culpas. Por nuestro Señor Jesucristo.

¿Por qué es importantísimo entender este dogma?
Una respuesta basada a las revelaciones de la beata Anna Katharina Emmerick:

Dios es puro amor, pura luz. Y la luz no se puede mezclar con las tinieblas. Al pecar Adán indirectamente aceptó ser esclavo de Satanás. Por el pecado de Adán, todos nacemos con el pecado original, todos somos concebidos bajo el poder de las tinieblas, esclavos de Satanás (el hijo de un esclavo pertenece a su dueño), por eso se introdujo el mal en el género humano (como una enfermedad hereditaria) y ahora morimos (Adán era inmortal, no se enfermaba nunca, tenía ciencia infusa, etc.).

El Mesías no se podía encarnar hasta que germinara la semilla de la Inmaculada Concepción tomada de Adán antes de pecar y transmitida de generación en generación (la famosa bendición de Abraham a Isaac, de Isaac a Jacob, siguiendo el árbol genealógico de Jesús). Para que germinara con el calor mínimo hubo que esperar a que la raza judía fuera cada vez más Santa (por eso no se podría mezclar con los paganos, por la heredabilidad de la automaldición del pecado hasta la cuarta generación), hasta llegar al fuego de amor ardiente de Santa Ana. En el plan de Dios, Dios no “pudo” encarnarse antes: el que ama quiere estar con el amado, pero el Verbo hecho carne no pudo ser nieto de Adán y Eva, ya que contaba con la cooperación libre del hombre.

Desde antes de la creación, Dios estableció que sin la Inmaculada no habría encarnación. Hoy celebramos que gracias a la Inmaculada, el alba antes del Sol (su Hijo), comenzó la regeneración del género humano degenerado por el pecado original, que no podía entrar al Cielo.

Ojalá que esta brevísima explicación, nos haga comprender lo importante que es bautizar a los niños lo antes posible como pide el código de derecho canónico.

El bautismo corta sus cadenas de esclavitud a Satanás. Dios podría ayudarnos más si no rechazáramos su ayuda/gracia. ¿Cuántos accidentes de niños, enfermedades, muertes, se podrían haber evitado si los mismísimos padres hubieran bautizado antes a sus hijos. ¿Es que no desean que sean Hijos de Dios? ¿Es que no desean Su bendición? ¿es que prefieren maldecir a sus hijos? ¿tolerarían verlos encadenados a la serpiente horrible y esperar quién sabe qué demorando su liberación por el bautismo?

Bautizar a los niños lo antes posible es tan importante como darles de comer. ¿acaso permitiríamos que su alma muera de hambre y sed un minuto más si lo pudiéramos evitar? Las almas “mueren” de amor esperando que la Santísima Trinidad inhabite en ellas y sin embargo los padres prefieren postergar el bautismo por mil excusas vanas.

Por algo la inmensa mayoría de santos fue bautizada dentro de los pocos días de nacer.

Abuelas/os, expliquen esto a sus hijos. Tías/os, expliquen esto a sus hermanos.


No hay comentarios:

¿Cómo puedes enviar y recibir dinero por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

Te esperamos!!!

El Oráculo Maya

El Oráculo Maya
BONEWITZ, RONALD L.

NOSTRADAMUS MAYA 2012

NOSTRADAMUS MAYA 2012
CARTER, SPENCER